viernes, 30 de septiembre de 2011

DE LA PANDERETA AL "TÚNEL CARPIANO"

Los caminos de la percusión son inevitables. Profética se me presenta ahora aquella "copla láctea"  de :
            "Sé cantar y sé bailar
              y tocar la pandereta
              que mi madre me enseño
              cuando me daba la teta."
Pues a mi, más me hubiera valido tocar con ubre que con mano...tantas  y tantas horas dedicadas a repiquetear " a lo pesau y a lo ligeru" , " a lo alto y a lo bajo", " a lo llano y a lo agudo", hicieron que mis manos desembocaran en el "síndrome del túnel carpiano". Las mujeres tenemos tres veces más posibilidades de sufrir estrechamiento del túnel carpiano,  con el nada recomendable resultado de la presión del nervio. Lo sufren mucho las "amas de casa" ¡ si si, las "amas de casa"...  y las "pandereteras"añado yo!.  Parece que se fragua la trama al realizar movimiento repetitivos y forzados con la mano y la muñeca, hasta ahí nada que objetar;  en cambio  esta otra observación, de que se produce por el uso repetido de herramientas manuales de vibración, me produce mas desasosiego.
Le dedico este bonito túnel carpiano a mi vecina la Sra. María de Entrambasaguas (Cantabria), de quien aprendí los ritmos y sones porque:
                  "Para sentir alegría 
                    tengo una buena receta
                    comer, beber y bailar
                    tocando la pandereta".

No hay comentarios: