jueves, 3 de marzo de 2011

SEGUIDILLA DE "SISMOS"


Por tierras chilenas "el pan nuestro de cada día" en los informativos, es que haya seguidilla de sismos, que no se trata de temblores de cuatro o siete versos, en combinaciones de cinco  y siete sílabas que además se cantan y bailan, sino esa otra acepción recogída en el diccionario, y que se refiere a "una sucesión de hechos u objetos que se perciben como semejantes y próximos en el tiempo", vamos lo que se dicen réplicas.
Del mismo modo, no hay terremotos chambergos, gandules, boleros, poblatos, aunque en su naturaleza este ser "corridos", como las seguidillas manchegas. Estos tiempos carnavalescos me han procurado una seguidilla- diarrea verbal (porque figurada y familiarmente, seguidilla, equivale también a ese trastorno gastro-intestinal) y ahí les "registro" un par de "SEGUIDILLAS  DE  LOS  TEMBLORES
            " Por la escala de Richter
              dijo el churrero
              cuanto más gordo el culo
              más grande el pedo"
     
             "Con el sismo que lleva
               la Valentina ,
               con la teta derecha
               rompió una esquina".