viernes, 8 de octubre de 2010

"MAMACALLOS" Y "BOLONIOS"





¡Que derroche de imaginación visual y fonética tiene nuestro idioma para redefinir a los tontos....mamacallos, bolonios, majagranzas, badajo, camueso.....!. La cultura tradicional tiene que ver mucho con eso y hace también su aportación "a lo necio" en coplas y cuentos: "Una madre tenía dos hijos, uno tonto y otro listo y va el tonto y se echa novia, pero resulta que no le hacía "na de na" a la chicatotal que la madre por ayudar le dice al hijo tonto - "Pero hijo, dile cosas picantes-  y va el tonto  y lo único que se le ocurre es regalarle guindillas a la novia". Si la suerte de la fea, la guapa la desea, el puesto de trabajo del simple, lo añora el inteligente, porque según el revelador libro de Pino Aprile," Elogio del imbécil," los inteligentes han construido el mundo, pero quienes lo disfrutan y triunfan en él, son los estultos, y en esa irresistible ascensión de la estupidezhay un articulo en la prensa titulado: " Cuando un profesional pierde su empleo por ser demasiado bueno", que  comenta el hecho de que las personas especialmente capacitadas, suelen despertar muchos miedos entre el resto del equipo....y que se les tiene por demasiado problemáticos".
"El que tonto va a la guerra, tonto vuelve de ella" dice el refrán y Ortega y Gasset , por lo filosófico, asevera que los tontos no tienen poros, nada puede entrar ni salir de ellos. Aprile sella la esperanza en una de sus leyes sobre el fin de la inteligencia : La evolución prefiere un tonto vivo a un genio muerto".

No hay comentarios: